- 23 de enero de 2018 -
Imprimir

Pablo Cappa:"En Barrancas casi que no hay casas para alquilar"

2018-01-04 | Agustin Alarcon
"En Barrancas no hay casas para alquilar"
 
Alquilar en Barrancas se ha tornado una odisea en los últimos años. Actualmente, se ha profundizado el defecit habitacional hasta convertirse en un problema. 
 
Periódico Notición habló con Pablo Cappa, titular de Inmobiliaria Cappa para saber más detalles sobre el asunto. En palabras de Cappa: "En Barrancas casi que no hay casas para alquilar. Hay mucha gente que quiere alquilar, y pocos encuentran. Están los que vienen de la ciudad para estar más tranquilos, los que son jóvenes y quieren independizarse, o por cuestiones de trabajo. Y no se consiguen casas. Al haber poca oferta y mucha demanda de casas para alquilar, los precios de los alquileres suben", subrayó. 
 
 Asimismo, otro factor negativo es que "la mayoría de los propietarios que alquilan no ofrecen casas arregladas porque saben que se van a alquilar igual y, entonces, el que alquila no tiene grandes prestaciones en las casas. Para el consumidor es un factor negativo", concedió.
 
La otras opciones para acceder a una vivienda es a través de la adjudicación de la vivienda. En este caso, se puede optar por la compra de una casa hecha o la construcción de la casa desde cero. Respecto a este tema, Cappa expresó: "Los créditos hipotecarios se están dando en el banco nación. Lo que te presta es el 80% del valor que estipula un tasador, pero no del valor que fija el propietario. Entonces, surge un problema. Para ser más claro, voy a dar un ejemplo: el vendedor pide por una casa un millón y medio de pesos y el banco la tasa en un millón. Entonces, hay una diferencia importante entre el precio del mercado y del valor que tasa el banco. Hay medio millón de diferencia en este caso. Si el banco la tasó en un millón, te va a prestar el 80%, o sea, $800.000. Por lo tanto, hay una diferencia de $700.000 entre lo que te presta el banco y lo que vale la casa realmente. A esta operación hay que sumarle la comisión de la inmobiliaria, los gastos de hipoteca y los gastos de escrituración. Que tiene un agravante; que la escritura, al hacerse por crédito hipotecario, el banco tiene que blanquear el 100% de la operación, es decir, no se puede hacer como en otros casos de ventas convencionales que la escritura se hace por un valor menor al real". 
 
En conclusión, "además de la diferencia que hay entre la plata que te presta el banco y el valor del inmueble que pone el vendedor, se suman estos gastos que son elevados. En este caso hipotético, serían: $50.000 de escritura, otros $10.000 de hipoteca, y otros $60.000 de comisión de inmobiliaria en un monto de un millón de pesos", apuntó.
 
"En relación al crédito ProCrear, la parte que no te prestan te la subsidian. Entonces, la única forma que se concreten estos negocios es que los compradores que solicitan un crédito tengan un ahorro personal importante para afrontar los elevados gastos que conlleva esta operación. Porque sin ahorro de parte del que solicita un crédito, es imposible concretar un negocio, ya que la brecha que fija el vendedor de la casa y el préstamo del banco más los gastos, se hace inviable sin un ahorro personal considerable" finalizó. 
 

 

Volver

Volver

El Tiempo

Altura de los Ríos

Horoscopo
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter