- 19 de septiembre de 2018 -
Imprimir

Las echaron de un camping en Oliveros por besarse

2018-01-11 | Marcelo Colombo

Tres parejas de mujeres denunciaron haber sido víctimas de discriminación por su orientación sexual en un camping sindical de Oliveros, donde les fue llamada la atención por besarse en la pileta con el argumento de que había "quejas de la gente".

 
El hecho que inicialmente se conoció en las redes sociales y luego generó la intervención oficial, ocurrió el domingo último en el camping del Sindicato Unido Petrolero e Hidrocarburífero (Supeh), ubicado en la localidad de Oliveros.
 
"Sólo porque dos mujeres se demuestren su cariño (con abrazos y besos como todas las parejas), eso es un problema y una falta de respeto", sostuvo una de las involucradas, Victoria, en las redes sociales, declaraciones que trascendieron las fronteras de la provincias y fueron difundidas por la agencia Télam.
 
La mujer agregó en su posteo: "Muy flojo el camping Supeh de Oliveros. ¿Hasta dónde llega el que cada uno haga lo que quiera? Cada cual es libre. ¿No puedo abrazar o besar a la persona que quiero?", se preguntó.
 
 
"Que no nos tocáramos"
 
"Mientras estábamos en las piletas (tres parejas de mujeres y otras chicas) nos vinieron a decir exclusivamente que "no nos tocáramos", porque había habido quejas. Que "respetaban" las elecciones de cada uno pero que nosotras también teníamos que «respetar» las otras personas", narró otra de las involucradas.
 
"Nos quedamos heladas, no entendíamos lo que estaba pasando. Preguntamos por las parejas heterosexuales que hacían lo mismo y no dijo nada", dijo por su parte Macarena, también afectada.
 
"No se debe ocultar"
 
El episodio llegó a la Subsecretaría de Políticas de Diversidad Sexual de Santa Fe. Su titular, Esteban Paulón, recordó que la incómoda situación ocurrió el final de semana cuando un grupo de nueve mujeres —entre las cuales había tres parejas— fue al camping el sábado y alquiló dos cabañas, donde pasaron la noche, tal cual lo habían programado.
 
El domingo, día de mayor asistencia al predio, el guardavidas "se les acercó y les planteó que había quejas de algunas personas porque estaban tocándose y besándose en la pileta", explicó el funcionario.
 
"Las chicas le dijeron que no estaban haciendo nada indebido, que era lo mismo que cualquier pareja", tras lo cual se acercó la encargada del camping e insistió con el mismo argumento, esgrimiendo además que en el lugar "había niños".
 
Según Victoria, otra de las jóvenes, "vino a decirnos que para ella cada cual era libre de ser como quiera y hacer lo que quiera, pero que por respeto a las familias, por favor no nos tocáramos entre nosotras. Se armó una breve discusión, en la que siempre decía que para ella estaba todo bien, pero la gente se quejaba. Demás está decir que ninguna, en los dos días que estuvimos, recibió de parte de la gente siquiera una mirada extraña ni ningún comentario", siguió Victoria.
 
Para Paulón, "si los chicos ven una pareja heterosexual en la calle, ¿por qué no pueden ver una parea gay? No van a ser gay por eso". El funcionario se reunirá mañana con las chicas afectadas.
 
 

Volver

Volver

El Tiempo

Altura de los Ríos

Horoscopo
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter