- 16 de julio de 2018 -
Imprimir

Columna | Son turistas, qué saben cuál es la esencia de París

2018-07-07 |
Por Agustín Alarcón
 
Director de Periódico Notición
 
Columna
 
 
Son turistas, qué saben cuál es la esencia de París
 
Meta subte, de acá para allá, se los ve caminando con el mapa de París. Se apuran porque quieren conocer todo en treinta minutos. Son así; capaces de caminar cuarenta horas en un día. Comen una manzana para no interrumpir la caminata. La desesperación por conocer los precipita hacia los edificios; pareciera que viajan para ver cemento y metal. 
 
Entran en el Louvre, porque hay que hacerlo, como no van a entrar si están en París. Eso sí, la foto de la Mona Lisa; van a eso. La montaña de turistas inunda el cuadro con flashes.
 
Y claro, como van eludir el teatro de La Ópera, el Arco de Triunfo, Notre Dame, Monmartre. Son monumentos fundamentales para la foto, quise decir, para las selfies.
 
Parecen pescadores con esos palos. Y la ansiedad los mata; no tardan ni un segundo en publicar esa foto en las redes. La adicción por los me gusta es abrumadora. Creo que ese es el verdadero fin que los moviliza; ver la envidia de la vecina que, de pronto, los ve en Facebook pero para no quedar mal, les pone me gusta y ellos contentos.
 
Mientras más me gusta, mejor. 
 
La tensión ansiógena de decirle al mundo que ellos viajaron a París es tan grande que no les importa un huevo nada. Se empeñan en cuotas y dale que va. La pena es que están dos días en París, porque tienen que conocer setenta ciudades más en diez días. Porque claro, ya que cruzaron el charco (el océano Atlántico) no pueden perder tiempo. 
 
La cuestión es que se gastan doscientas lucas y no tienen ni puta idea de dónde estuvieron, ni les importa. Pero ellos creen que conocieron y están las fotos que es lo importante. “Vos anda, Carlitos. Que si no entendés algo después lo buscas en Google”, son frases que se escuchan. 
 
¿Cuál es la esencia de París? Le preguntó un turista a un nativo. Él contestó, aquí se escribió un libro que se tradujo a innumerables idiomas. Básicamente, ese libro se hizo famoso por una frase: “lo esencial es invisible a los ojos”.
 
El nativo agregó: “para sentir la esencia de París, como la esencia de cualquier cosa, es necesario de tiempo y tranquilidad. Apurado es imposible. Por eso, te recomiendo que a tu próximo viaje a París le dediques el mismo amor que necesita la elaboración de una buen banquete. De esa manera, vas a darte cuenta cuál es la esencia de todas las cosas, inclusive de París. Mira aquel artesano. ¿Podes sentir esa paciencia que tiene al pulir esa escultura? Te diría que ese tipo es una especie de pygmalion. En eso tenés que convertirte. 
 

 

Volver

Volver

El Tiempo

Altura de los Ríos

Horoscopo
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter