- 22 de febrero de 2024 -
Imprimir

¿Javier Milei es el nuevo Trump?

2023-10-12 |

 

Por Agustín Alarcón

agustin-alarcon@hotmail.com

 

Empezando por las caras ya hay un parecido. Esas caras de gente enojada, efusiva, nerviosa, sarcástica, son algo en común entre Trump y Javier Milei; la figura política más importante en la actualidad en términos de producto televisivo, como también, en el sentido electoral.

Milei es el candidato más votado hasta el momento y da la sensación de que parecería ser triunfador cómodo en las inminentes elecciones del mes de octubre de 2023. 

Resulta interesante analizar la curiosa semejanza entre el candidato argentino con el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump; desde el peinado, hasta la estrategia comunicativa de efusividad, donde están los que lo aman y los que lo odian, pero parece no haber quien lo ignore. 

El buzón económico es otro gran aspecto de similitud. Javier Milei ganó las elecciones prometiendo algo que no va a poder cumplir y hay archivos donde contradice la idea de dolarizar la economía y explica que es algo que no es viable. 

Cómo buen amante de Carlos Saúl Menem, Milei sigue la misma línea; "si digo lo que voy a hacer nadie me va a votar", dijo una vez Menem. Y la verdad es que el economista Javier Milei está prometiendo enviar cohetes a la extratosfera, como lo hizo Carlos Saúl en ese hermoso acto en una escuelita del norte argentino; y el público de hoy que escucha eso desde tik tok no se aleja para nada al de entonces. 

Hay factores que lo acompañan al candidato de ultraderecha: el hartazgo social y económico siempre es un gran amigo para cualquier candidato.

El hecho de haber fracasado, ambos lados de la grieta, y la hiperinflación que hubo en estos últimos cuatro años, donde Alberto Fernández empezó con un dólar de $60 y hoy se transformó en una cañita voladora, de esas que nunca se sabe cuándo van a explotar, más bien, el dólar ya es un misil.

Se espera cualquier número después de octubre. Si ya superamos los mil mangos, no sé; dan ganas de armar las valijas o irse sin equipaje. A Uruguay nomás, a Brasil. Los vecinos no tienen inflación, están casi como cualquier país europeo. Pero uno es argentino y quiere vivir acá pero sin ser cada día más pobre.

La cosa es que resulta interesante analizar los puntos que hicieron que ambas figuras políticas hayan logrado construir la imagen ganadora utilizando las redes sociales y la televisión como motor número uno.

Más allá de las vías de comunicación, me parece que el contenido de ese discurso fue más que nada el jaque mate más espectacular. Si analizamos el discurso de Milei prevalece su polarización entre él y la casta, "ellos" (los enemigos, la casta política y los "parásitos que viven del Estado") y "nosotros" (los argentinos de bien que pagamos los impuestos y mantenemos a los vagos). Este discurso fue la columna vertebral, la lanza que irrumpió y convenció al 40% del país. 

 Sumado al deterioro de la imagen del resto de los candidatos, la figura de "lo nuevo", igual que lo que pasó con Donald Trump, ambos lograron llamar la atención y captar el voto de la gente que ya no sabe qué hacer y apuesta como quien pone fichas en una ruleta donde parece ganar siempre la banca. 

 

Volver

Volver

El Tiempo

Altura de los Ríos

Horoscopo
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter